Nada tiene que ver, ofrecer algo que con todo el cariño has hecho tú, que algo comprado.
 
Dedicarle un tiempo a elegir el material, los colores, dar puntadas, abaratar, tejer…te hace conectar con esa persona y por tanto eso queda dentro del objeto que regalas.
 
Está todo el cariño que has puesto en el proceso.
 
La belleza de la imperfección de las cosas hechas a mano, dan al objeto vida.
 
Lo mismo tiene que ver con los pequeños juguetes que ponemos ante nuestros hijos.
 
Sí los juguetes son buenos, hecho a con materiales naturales, sin plásticos ni luces ni sonidos estridentes, el juego el niño son sanos.
 
Los juguetes hecho a a mano, como una pelota de lana con un pequeño cascabel dentro, un sencillo bebé de tela, unos animalitos de punto, le proporcionan vivencias naturales y transformables al niño.
Bebes dormilones
Mordedores y botitas de lana a juego
Juguetes y complementos de bebe en tonos marrones
Pajaritos
Angelitos en lana cardada
Familias en lana cardad
WhatsApp chat